Elección de un CMS ligero.

Octubre 22, 2021 - Tiempo de lectura: 6 minutos

A raíz de la entrada donde introduje el modo "Siempre Gratis" de Oracle Cloud, es interesante explorar lo que podemos y no podemos hacer en las máquinas virtuales que nos provee dicha capa gratuita. Podemos orientar también esta exploración a instancias de pequeño tamaño de otras nubes como podrían ser las familias "Micro" de AWS (las nano con 0,5GB de RAM quedan fuera de objetivo de cualquier entorno productivo por pequeño que sea) aunque sin obviar que, aunque pequeñas, ya llevan un coste mensual asociado (unos 6 dólares en el caso de instancias Micro en pago por demanda).

Al  margen de otros proyectos para aprovechar las dos máquinas del Free Tier de Oracle, los cuales trataré en futuros posts, la creación de un pequeño blog o página personal es uno de los objetivos estrella de este tipo de servidores virtuales.

Técnicamente con los requisitos dados (recordemos 1 Core, 1GB RAM y 100GB de almacenamiento de bloque) podríamos correr Wordpress que es la estrella en este tipo de proyectos. No obstante la posterior customización con temas y addons y sobre todo la securización del sistema ( objetivo número 1 de ataques informáticos que requiere la obligatoria instalación de firewalls y sistemas de seguridad adicionales) hacen que una instalación de Worpdress on premise demande una cantidad de recursos bastante generosa y no la contemplemos en este caso.

Hay una gran cantidad de alternativas ligeras que pueden utilizarse en su lugar. CMS (Content management system o Sistema de gestión de contenidos) que prescinden de una base de datos y almacenan el contenido en ficheros de texto plano. Al eliminar las consultas sobre una base de datos la velocidad de respuesta del servidor mejora, la instalación es tan sencilla como copiar y pegar (en una máquina con PHP y Apache por ejemplo), y el requerimiento a nivel de espacio suele ser también muy reducido. 

Y aunque también tiene sus desventajas, entre las que podríamos destacar una customización más complicada que sistemas más conocidos como el citado Wordpress, menos variedad de addons disponibles y una comunidad más reducida detrás del producto, son una opción muy válida para determinados objetivos.

De entre todas las opciones que hay actualmente de forma gratuita, remarcaré cuatro, las cuatro que probé antes de quedarme con una para llevar adelante este blog:

Todas ellas comparten una instalación muy sencilla, descomprimiendo un directorio en la raíz de nuestro servidor web y realizando la configuración directamente vía navegador. Sobre la instalación detallada de uno de estos sistemas dedicaremos un post más adelante.

De entre las cuatro, Flatpress quizá es la que tiene un aspecto más antiguo. Pese a que sigue recibiendo updates (el último en junio de este mismo año), los temas disponibles son bastante limitados y tienen un toque demasiado desactualizado incluso sin ser responsive en muchos de los casos. De igual forma hay muy pocos plugins disponibles.

HTMLy es un paso más, una variedad también un tanto escasa de temas disponibles, pero más modernos, no dispone de plugins y en otros aspectos también escaso para lo que se busca. No pretendemos que sea Wordpress, pero esperamos unos mínimos.

Grav es sin duda lo más parecido a Wordpress, una cantidad elevada de temas (y muy bonitos) y plugins disponibles, muy potente pero ligero y en apariencia la opción adecuada.

Y por eso elegí Bludit 

Por raro que parezca, no encontré ningún tema que me satisfaciera en Grav. O al menos que no exigiera de horas de modificaciones y peleando contra ese monstruo despiadado que es CSS. Y también el sistema de organización de las páginas y la cantidad ingente de opciones que tiene me llegó a agobiar.

Bludit con una cantidad elevada de temas y plugins, es en apariencia bien sencillo, tiene lo básico para llevar adelante un blog o web sencilla y tras instalarlo y explorar los temas disponibles vi uno que con pequeños retoques podría encajar en lo que buscaba y acabó desembocando en lo que ahora mismo estáis leyendo.

Sirva esto también para animaros a que no os quedéis con el primer sistema que instaléis pensando que es lo único que hay. Además de estos cuatro que he mencionado hay bastantes más alternativas. Su sencilla instalación y puesta en marcha hace que sean ideales para probar sin problemas antes de decidirte por uno.

Cada persona y cada proyecto serán distintos y lo que yo no encontré en Grav o HTMLy puede que a otro admin le sirva.

Próximamente detallaré la instalación de Bludit que igualmente se podrá extrapolar a cualquiera de los otros sistemas que he mencionado en este post.

Hasta ese momento... sudo shutdown -h now

NAVEGACIÓN